lunes, 3 de noviembre de 2014

Cuatro razones para desmaquillarte todas las noches

Seguramente, cuando llegas a casa, tarde y cansada, lo último que te apetece es desmaquillarte. Sin embargo, es importante que tengas presente que la limpieza diaria de la piel es imprescindible para mantenerla bella y sana.

En este artículo te damos 4 razones que posiblemente te inspiren esa motivación que necesitas para desmaquillarte y limpiar la piel de tu cara antes de meterte en la cama. Por muy largo que haya sido el día o muy intensa que fuera la noche.

Sólo necesitas unos minutos para dejar tu piel limpia, fresca y preparada para que se regenere durante el descanso nocturno.


Estas son las cuatro razones por las que no debes dormir nunca sin desmaquillarte:

1. Envejecimiento: Es durante la noche cuando las células de la piel se encuentran más activas y cuando tiene lugar la renovación celular. Si tu piel está limpia y libre de maquillaje, permites que se oxigene y evitas tapar los poros durante este proceso. Si no lo haces,  inevitablemente comprobarás cómo se ocasionan imperfecciones que se traducirán en arrugas y falta de luminosidad. Debes tener en cuenta que, por cada noche sin desmaquillarte, tu piel envejece unos cinco días. ¡Evítalo! ¡Sólo necesitas dedicarle unos minutos antes de acostarte!

2. Acné: Son los poros de la piel los que acumulan el polvo, las impurezas y los microbios durante el día. Si no los limpias y retiras los restos de maquillaje completamente, los obstruyes e impides la renovación y oxigenación de tu piel. Antes o después, aparecerán las espinillas, los puntos negros, o los poros exageradamente dilatados en frente, nariz y barbilla. ¿Eso es lo que deseas para tu rostro? Pues, si la respuesta es no, desmaquíllate y limpia tu piel antes de acostarte. Todas las noches.

3. Ojeras: ¿Sabes lo que sucederá si no retiras correctamente el rimel de tus pestañas? Pues que notarás una pigmentación progresiva alrededor de tus ojos, y también comprobarás como tus pestañas se deshidratan y se vuelven más quebradizas. En definitiva, tus ojeras serán cada vez más evidentes y tu mirada perderá brillo y vitalidad. Puedes evitarlo. Sólo tienes que desmaquillar tus ojos adecuadamente.

4. Labios agrietados: Si no retiras completamente el maquillaje de tus labios, aunque a simple vista no se note, siempre quedarán residuos. Estos residuos contribuyen a que tus labios se resequen, agrieten, irriten y parezcan poco saludables.

Esperamos que estas cuatro razones te animen a dedicarle unos minutos a la limpieza de tu cutis todas las noches. Y... Si tu piel ya ha sufrido los efectos de la falta de cuidados nocturnos, tal vez te interesen nuestros tratamientos de rejuvenecimiento facial.